KiteSurf

El kite surfing o kite surf (llamado también a veces kiteboarding, o flysurfing), es un deporte de deslizamiento que consiste en el uso de una cometa de tracción (kite, del inglés), que estira al deportista (kiter) por 4 (rara vez 2) cuerdas, dos fijas a la barra, y las 2 ó 3 restantes pasan por el centro de la barra y se sujetan al cuerpo mediante un arnés, permitiendo deslizarse sobre el agua mediante una tabla ó un esquí del tipo Wakeboard diseñado para tal efecto.

Con muy buena conexión a los aeropuertos europeos más importantes, Mallorca se presenta como un emplazamiento ideal para el kitesurf; aquí encontramos una media de 260 días con viento al año y largas playas con arena blanca y agua de un turquesa brillante. Estas son las circunstancias perfectas para aprender este deporte.

Durante todo el año sopla un viento técnico y preciso del sur, llamado “embat”, que empieza a las 12:00h y llega a tener entre 16 y 18 nudos de fuerza, para cesar sobre las 18:00h.

Los días que no se levanta el “embat”, navegamos con vientos del norte, que llegan a superar los 20 nudos.